¿Qué es una Doula?

Las doulas son mujeres con conocimiento sobre la evolución del parto y técnicas para su buen desarrollo, que acompañan a otras mujeres y a sus parejas durante el camino a la maternidad. Su labor fundamental es dar apoyo, tanto físico como emocional, y de información durante el pre-parto, el parto y el puerperio.
Las doulas no realizan exámenes ni cuidados médicos, si no que su labor se realiza a través de facilitar el acceso a información, el apoyo emocional y físico, y facilitar el desarrollo normal del parto. Una buena doula conoce sus limites y sabe cuando debe recomendar a la madre a que acuda a su comadrona, ginecólogo, asesora de lactancia, pediatra, etc. Normalmente durante el embarazo y el parto una doula simplemente ofrece una presencia positiva y de apoyo, y puede ayudar a que la madre reciba información para tomar una decisión. Durante el parto doulas ayudan a crear un ambiente agradable y de bienestar, ofrecer una caricia, sugerir posiciones que pueden ayudar a la madre a encontrar una buena postura para ella, y darle apoyo verbal y emocional, todo con el propósito de crear un ambiente placentero y de calma durante el parto. La doula puede acompañar a la mujer durante la etapa de dilatación en casa (pero no hacen tactos en ningún momento, ni seguimientos medicos), y en partos en casa (asistidos por comadronas) y en hospitales. En el hospital, además de todo lo anterior, el papel de la doula puede ser de conexión entre la pareja y el personal médico, pero en ningún momento una doula puede hablar por la madre, la doula simplemente apoya a la madre a que de a conocer sus deseos. Todo ello ayuda a que el parto se desarrolle con normalidad y sea una experiencia positiva.
BENEFICIOS:
Los estudios demuestran que los beneficios de tener una doula incluye: partos con menos complicaciones, menos uso de intervenciones, mujeres mas satisfechas con el parto y con su pareja, mas facilidad con dar el pecho, y mejor estado emocional.

  • mas confianza en el proceso del parto
  • menos complicaciones
  • 25% partos mas cortos
  • 50% reducción en cesareas
  • 60% reducción en petición de epidural
  • 40% reducción en uso de oxitocina sintetica
  • 30% reducción en analgesicos
  • 40% reductión en uso de forceps


6 semanas después de el parto las mujeres que han tenido una doula se encuentran:

  • mas satisfechas con el proceso del parto
  • menos ansiosas y deprimidas
  • mas seguras con su bebe
  • mas satisfechas con su pareja
  • dando el pecho con mas facilidad




¿Una doula realmente "hace" algo?


A veces se habla de que una doula no "hace" nada, que simplemente "está". Es cierto que en un parto respetado en el que la madre es apoyada para que pueda confiar plenamente en si misma y en el proceso del parto, una doula no “hace” nada, pero hoy en día los partos hospitalarios no siempre son respetuosos, y a veces hay protocolos que no estan basados en la evidencia actual que afecta de forma negativa la evolución del parto. Aunque una doula no “hace” nada en el sentido de que no hace cuidados médicos, no interviene, no se interpone y no le quita el poder de decisión de la madre, si “hace” en el sentido de que puede ayudar a crear un entorno de seguridad emocional y un ambiente cálido en el que puede ayudar a una mujer y a su pareja a sentirse comodos y tranquilos y a recordarle a la mujer que tiene voz y que puede hacerse oír, que tiene todo el poder dentro de si y que solo ella sabe lo que quiere y necesita, y que tiene el derecho que eso sea respetado. En cuanto a partos en casa, que suelen ser más respetuosos y con menos protocolos innecesarios, al igual que en el hospital, el tener una persona que conoce el proceso del parto y que puede echar una mano extra, sea una caricia, una palabra amable, una sugerencia, traer agua o comida a la madre, al padre, o ayudar a la comadrona con algo, aunque nada de ello sea "necesario", puede proveer una sensación de calma y dar una ayuda extra que suele ser muy bienvenido. Un parto realmente respetuoso, que evoluciona suavemente, no necesita nada más que la confianza que la mujer tiene en si misma y en su cuerpo. Una buena doula sabe cuando "estar" y cuando "hacer".

¿Qué NO hace una Doula?
Al igual que es importante saber que hace un doula también es importante saber que no hace una doula. Una doula acompaña una madre para dar apoyo emocional, de información y físico. 
Una doula no toma el lugar de la pareja, al contrario ayuda a que la pareja se sienta mas cómoda dando el apoyo que la madre necesita, la doula también puede ayudar al padre cuando necesita un descanso.
El trabajo de una doula se limita a apoyar las necesidades y deseos de la madre a nivel emocional, ayudar a que este comodida físicamente y le ayuda a recibir la información necesaria para tomar una decisión. Una doula puede hacer sugerencias pero nunca le dice a la madre lo que debe hacer.
Una doula no hace seguimientos médicos y en ningún momento reemplaza a la comadrona, ginecologo, pediatra etc. Eso quiere decir que una doula no hace tactos vaginales, auscultaciones, cuidados o seguimientos de ningún tipo sea para la madre o el bebé.
Una doula y una comadrona forman el equipo perfecto. La comadrona aparte del apoyo emocional es responsable de los cuidados sanitarios, y la única responsabilidad de la doula es el estado emocional de la madre, esto hace que la madre este muy bien cuidada en el aspecto emocional y facilita el cuidado de la comadrona cuando tiene que enfocarse en el aspecto sanitario.
Trabajar en equipo, apoyando la madre, es lo que mejor facilita el desarrollo de un parto fisiológico y placentero para la madre y el bebé.

No comments:

Post a Comment

Follow by Email